Cómo determinar qué páginas de tu sitio deben ser optimizadas

Home / Private: Artículos sobre negocios online / Cómo determinar qué páginas de tu sitio deben ser optimizadas

Ok, ya te decidiste, tu sitio es demasiado lento y se pierden visitas. Hay que hacer algo… ¿pero por dónde empezar?

Es la pregunta que cualquiera se haría antes de meter manos a la obra.

Salvo que tu sitio tenga muy pocas páginas (En cuyo caso la pregunta se vuelve irrelevante), no va a ser posible optimizar el 100% o, al menos, la inversión va a ser difícil de justificar ante el retorno esperado.

Es tiempo de decidir qué páginas entran en el proceso de optimización y cuáles no.

Deberías buscar optimizar primero aquellas páginas que más valor generan para tu negocio.

¿Cuáles son esas páginas? Algunos candidatos claros:

  • La home page (La página principal es la cara de tu empresa, muy probablemente un buen caudal de visitas inicien ahí su recorrido).
  • Las páginas con un claro llamado a la acción (Por ejemplo: las páginas de pago en un sitio de comercio electrónico o las páginas de contacto en un sitio institucional)
  • Las páginas a las que apunta una campaña de marketing online.

El patrón que se toma es:

  • Primeros contactos con tu sitio (una excelente primera impresión gana mucho terreno en la relación con los prospectos o clientes)
  • Páginas donde el visitante está por lograr lo que se espera de él (Que realice una compra, que confirme algún dato, etc…)

Otro punto a tener en cuenta es empezar por las páginas que serán vistas por aquellos visitantes que llegan a tu sitio por primera vez. ¿Por qué? Simplemente porque un visitante que regresa será más “indulgente” con el tiempo de carga que aquel que ingresa por primera vez y aún no sabe lo que le espera adentro.

A su vez, las páginas “internas” pueden ser un poco más lentas que las demás (Sólo un poco, ¿eh?), ¿por qué? porque cuanto más tiempo una persona haya pasado en tu sitio, es menos probable que lo abandone sin lograr su objetivo.

Es una especie de inercia, tenemos la tendencia a perseverar en aquellas iniciativas a las que les hemos dedicado muchos recursos (Nuestro tiempo en este caso).

Si la selección sigue siendo muy grande, aplicando la regla de Paretto (y teniendo a mano Google Analytics), podés quedarte solamente con el 20% de las páginas que reciben el 80% del tráfico.

Una vez que están identificadas las páginas objetivo (target), queda por establecer hasta dónde conviene profundizar en la optimización.

Bajar de 10 segundos a 5 suele ser más sencillo que de 5 a 3 (y mucho más que de 3 a 2). Es decir: hay que saber en qué momento fue suficiente.

Para eso se realiza otro tipo de análisis que busca establecer los puntos de referencia (benchmarks). Otro de los temas que trato en el libro “Preparando tu sitio web para la alta competencia“.

Para seguir las novedades del libro sólo tenés que suscribirte:



Para saber más acerca del impacto de las nuevas tecnologías en su negocio deje sus datos aquí